30 de enero de 2011

Alfonso Cravioto en el 127 aniversario de su natalicio y su actuación en Pachuca

El siguiente artículo se publicó el día de hoy en El Sol de Hidalgo.

Alfonso Cravioto en el 127 aniversario de su natalicio y su actuación en Pachuca

Arq. Luis Corrales Vivar

Era Alfonso, como todos los Cravioto, de ascendencia italiana. Provenía de una familia originada por don Simón Cravioto quien, habiendo llegado de Génova, Italia, se dedicó al transporte en mulas de las costas del Golfo de México al centro del país, a la Sierra de Puebla y entre otros lugares a Huauchinango, en donde conoció a la que más tarde sería su esposa, con la que procreó varios hijos entre ellos Rafael, Simón y Francisco quienes fueron gobernadores del estado de Hidalgo en la época del régimen porfirista; respecto a don Rafael Cravioto, hemos de decir que fue primero cercano colaborador y fiel amigo de don Benito Juárez y después compañero de armas de Don Porfirio Díaz. Que fue defensor de la República, viejo soldado liberal, que participó en la Batalla del 2 de abril, en la del 5 de mayo y en otras más en contra tanto de los franceses como de los conservadores. Fue Don Rafael siempre un leal colaborador del General Díaz, es esa una de las razones por las que fue gobernador del Estado en cuatro periodos, y a su vez promovió a sus hermanos Simón y Francisco para que fuesen también gobernadores de Hidalgo.

El señor licenciado don Alfonso Cravioto Mejorada vino al mundo el 24 de enero de 1884 (conmemoramos el pasado lunes, el 127 aniversario de su natalicio), en esta nuestra ciudad de Pachuca. Sus padres fueron: el general Rafael Cravioto, originario de Huauchinango y la profesora Laura Mejorada, originaria de Jalisco.

Entendemos con todo esto la influencia y el poder que la familia Cravioto tenía cuando Alfonso vino al mundo. Se cuenta, incluso, que cuando el joven Alfonso comenzaba a destacar como activista revolucionario, el propio Porfirio Díaz llamó la atención al general Cravioto acerca de la conducta de su hijo y el general -que al fin y al cabo y a pesar de ser porfirista era hombre y liberal de toda la vida- contestó a don Porfirio que él respondía de su propia persona pero que no lo podía hacer acerca de su hijo que ya era hombre y ejercía su libertad y derecho. Esta respuesta fue uno de los motivos que provocó el distanciamiento final que existió al final entre don Porfirio y el general Cravioto.

Este distanciamiento originó que el general Díaz sustituyera en la gubernatura hidalguense a Cravioto por Pedro L. Rodríguez y don Rafael después fue enterado que tenía desde entonces por cárcel la ciudad de México, de donde ya no salió hasta su muerte a principios del siglo XX.

Don Alfonso Cravioto fue heredero del temple de su padre, como lo prueban sus luchas contra el régimen y su actuación siempre revolucionaria.

Estudió don Alfonso su primaria en el Colegio Fuentes y Bravo (todavía existente) del que era director entonces el profesor Wilfrido Fuentes. En el año de 1895 pasó al Instituto Científico y Literario del Estado donde aprendió francés y realizó sus estudios de preparatoria. Fue en esta preparatoria en donde dio sus primeros pasos como revolucionario. Cuenta el doctor don Adrián Correa, en un ensayo biográfico sobre don Alfonso Cravioto, que después del régimen del general Cravioto hubo un gobierno de tendencias conservadoras y que en el primer año de su gobierno no celebró el aniversario de la muerte de don Benito Juárez, el 18 de julio, a que estaban acostumbrados los estudiantes y los liberales; entonces, a iniciativa de don Fernando P. Tagle, hijo de un ex gobernador del Estado, fue fundada la Corporación Patriótica Privada con el único objeto de conmemorar cada año el aniversario de la muerte de Juárez. Se consiguió el objeto el siguiente año de 1899, resultó brillante la ceremonia, se pronunciaron discursos contra los clericales; aquí se iniciaba el movimiento revolucionario.

La Corporación Patriótica Privada fue efímera, logró su permanente con el derivativo y pretexto de Juárez y amplió su acción; se hizo oposicionista al gobierno de Díaz. Un acto de las autoridades de Hidalgo favoreció a la agrupación oposicionista; el gobierno estatal del porfirista Pedro L. Rodríguez mandó a un grupo de agentes a apalear al profesor Francisco Noble, un liberal que no estaba de acuerdo con la política conservadora del gobierno. Los integrantes de la Corporación efectuaban una velada, durante el desarrollo del programa, alguien presentó a la hija del profesor Francisco Noble, quién también había sido atacada en la agresión a su padre y presentaba varias lesiones, con este motivo se protestó contra tales actos brutales de las autoridades. Se publicaron hojas sueltas y agresivas contra el gobernador Pedro L. Rodríguez por su actitud; gran resonancia tuvieron tales acontecimientos. Se organizó un grupo de alumnos del Instituto Científico y Literario de Pachuca y se publicaron cartas abiertas más agresivas, cartas que iban firmadas. Esto fue para el estudiante Alfonso Cravioto su debut en las lides políticas.

El segundo año, para el aniversario de la muerte de Juárez que conmemoraba la Corporación Patriótica Privada, Cravioto consiguió que se invitara a los estudiantes de México y les pusieron un tren especial para su traslado de México a Pachuca.

En el jardín de la Plaza Independencia (en donde después se edificaría el famoso Reloj de Pachuca) iba a tener lugar la ceremonia. Se iniciaba el primer discurso, cuando hicieron su aparición los Rurales y disolvieron la manifestación a caballazos y machetazos, provocándose un verdadero motín. Los que hacían cabeza de la organización de la ceremonia, hablaron con el jefe de la fuerza de Rurales y entonces les proporcionaron la plaza de toros, adonde se dirigieron los estudiantes y manifestantes para continuar la celebración del aniversario de la muerte de Juárez; pronunciándose discursos candentes y agresivos contra el gobernador del Estado y don Porfirio. Terminada la ceremonia, como la plaza de toros estaba a unos pasos de la estación del ferrocarril, los estudiantes de Pachuca despidieron a los de México en una forma escandalosa. Cravioto conoció desde entonces a Federico González Garza y otros.

Después, el joven Alfonso Cravioto marchó a México y en el año de 1902 (a los 18 años de edad) empezó a estudiar leyes. Fueron sus maestros don Jacinto Pallares, don Joaquín Eguia Lis, don Ignacio Durán y otros destacados juristas. Después participaría en la Revolución Mexicana con Madero, en la Revolución Constitucionalista con Carranza y sería digno embajador de México en varios países.

Haría Cravioto Mejorada también, campaña en Pachuca para diputado federal para serlo en la XXVI Legislatura en 1912 y años después para ser diputado al Congreso Constituyente representando a Pachuca, lo que realizó con una gran actuación en Querétaro. Regresó a Pachuca muchas veces durante su carrera política y diplomática pero nunca ocupó cargos en la ciudad; fue además dos veces senador por Hidalgo, una en la época de Obregón y otra con Ruiz Cortines. Murió siendo senador, en septiembre de 1955.


http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n1945508.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario